¿Prescribe la reclamación de mi tarjeta revolving?

Los bancos y entidades financieras que han venido comercializando estas tarjetas tan perjudiciales para los consumidores, que en muchos casos les han dejado endeudados para toda la vida, siguen peleando su validez, negando que sus intereses sean usurarios o abusivos y rechazando devolver a sus clientes importe alguno.

Es posible que hayas escuchado que la reclamación de las tarjetas revolving haya prescrito o esté próxima a hacerlo, o bien que ha prescrito tu derecho a reclamar los intereses pagados más allá de los cinco años anteriores.

En este post vamos a explicar qué alegan las entidades bancarias sobre la reclamación de las tarjetas revolving y qué resuelven los Juzgados y Tribunales en los diferentes procedimientos judiciales.

Vías de reclamación de las tarjetas revolving

La reclamación de las tarjetas revolving se ha realizado a través de dos acciones diferentes:

  • La primera, basada en la Ley de Represión de la Usura, argumentando que el tipo de interés remuneratorio es usurario;
  • La segunda de ellas, en base a la falta de transparencia de ese tipo de interés, formal y material: esto es, que la cláusula no es clara ni compresible (contratos ilegibles, borrosos, con letra diminuta etc.) y que el cliente no pudo comprender el coste económico real que para él suponía celebrar ese contrato de tarjeta de crédito.

Cuando se declara la nulidad de la tarjeta revolving por usura, la consecuencia es la prevista en el artículo 3 de la Ley de Represión de la Usura: el consumidor sólo tiene que devolver el dinero prestado (lo que haya gastado con la tarjeta), sin intereses ni comisiones y si ha abonado un exceso se lo tiene que reintegrar la entidad financiera.

No obstante, después de la reciente Sentencia del Pleno del Tribunal Supremo 442/2023, de 15 de febrero, la reclamación por usura de las tarjetas revolving se ha complicado considerablemente, tal y como explicábamos en este post. Así, el Tribunal Supremo, con evidente intención de beneficiar a los bancos y entidades financieras, sólo considera usurario el tipo de interés que supere en seis puntos al “interés normal del dinero” de la fecha de la contratación (tipo de interés medio de las tarjetas de crédito revolving publicado en las estadísticas del Banco de España). Esta Sentencia, por tanto, deja fuera numerosas tarjetas revolving con un interés elevadísimo, pero que no alcanza esa cifra de seis puntos que se ha establecido de forma totalmente arbitraria y aleatoria.

Por otro lado, cuando se declaraba la nulidad del interés remuneratorio de la tarjeta revolving por falta de transparencia y abusividad, la entidad tenía que devolver al consumidor todas las cantidades que hubiera pagado en concepto de intereses desde el inicio de la tarjeta, descontándose de las mismas el saldo pendiente.

La prescripción de la devolución de cantidades derivadas de la nulidad por usura o falta de transparencia de una tarjeta revolving

Las entidades financieras argumentan en los diferentes procedimientos judiciales en los que son demandadas que el consumidor al que se reconozca la nulidad de su contrato de tarjeta de crédito por usura o por falta de transparencia, sólo tendría derecho a recuperar las cantidades pagadas en los últimos cinco años, pues las restantes estarían prescritas. Por tanto, con esta nueva “treta” los bancos pretenden devolver una cantidad ínfima de los intereses indebidamente cobrados a sus clientes.

Afortunadamente, al menos por el momento, la jurisprudencia mayoritaria es favorable a los consumidores y está rechazando las alegaciones al respecto de los bancos.

En cuanto a la respuesta de los Juzgados y Tribunales, la jurisprudencia es pacífica al considerar que tanto la nulidad derivada de la usura del tipo interés de la tarjeta revolving, como la nulidad derivada de la falta de transparencia y abusividad, son nulidades radicales, de pleno derecho y no sujetas a ningún plazo de prescripción (son imprescriptibles). Además, hasta hace pocos años, también la doctrina mayoritaria consideraba que el derecho a reclamar las cantidades derivadas de esas nulidades no prescribía nunca.

El caballo de batalla de los bancos y entidades se basa en las Sentencias del Tribunal de Justicia Europeo de 9 de julio y 16 de julio de 2020 que, por primera vez, distinguieron entre la imprescriptibilidad de la nulidad de una cláusula abusiva, frente a la acción de restitución de las cantidades indebidamente abonadas por esta cláusula, que sí se hallaría sometida a plazo de prescripción.

Por tanto, las entidades que vendieron estas tarjetas revolving pretenden que, aunque el contrato se declare nulo por usura o falta de transparencia, se aplique el plazo de prescripción del artículo 1.964 del Código Civil (5 años tras la reforma de la Ley 42/2015; 15 años antes), iniciándose el cómputo de la fecha de prescripción de los cinco años bien desde la fecha de celebración del contrato, bien desde la fecha de cada pago mensual de intereses y, de esta forma, devolver una cantidad irrisoria respecto a la que el consumidor tendría derecho.

La nulidad por usura no prescribe y los efectos del artículo 3 de la ley de represión de la usura tampoco

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que las Sentencias del TJUE a las que nos hemos referido se refieren a la prescripción de la acción restitutoria derivada de la nulidad de cláusulas abusivas en contratos celebrados con consumidores, no a la nulidad del contrato por usura.

La mayoría de los Juzgados y Tribunales afirman que, siendo la nulidad por usura imprescriptible y las consecuencias de esa nulidad las que prevé la ley (el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado), que pretende castigar una conducta inmoral por antisocial, esos efectos económicos de la usura tampoco pueden prescribir pues se “premiaría” a ese prestamista usurero.

Es decir, lo que argumenta la jurisprudencia es que esos efectos de la nulidad por usura se derivan de la propia ley y no están sometidos a plazo de prescripción, pues se derivan directamente de la nulidad del contrato de tarjeta revolving por usurario.

Por ejemplo, la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 25 de enero de 2023 razona lo siguiente:  “De entenderse algo diferente, y en los términos propuestos por la recurrente, quedaría vulnerado el espíritu que anima a la referida norma, que obviamente está prevista para sancionar con dureza las prácticas usurarias, privándoles de cualquier efecto y validez, y lo que necesariamente debe pasar por la proscripción, para quien las promoviese, de obtener con ellas cualquier tipo de beneficio, y lo que ocurriría si se admitiera la posibilidad de prescribir los efectos anudados a la nulidad con anterioridad a que se declarase. Si la nulidad establecida en el artículo 3 de la LRU implica que haya de retrotraerse la situación al momento inmediatamente anterior al préstamo, mal casaría con que por algún motivo el prestamista pudiese retener o hacer definitivamente suyas cantidades que indebidamente percibió y cuya devolución se le impone. Tampoco se puede perder de vista que de conformidad con lo previsto en el art. 6.3 del CC, los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohibitivas son nulos de pleno derecho, salvo que en ellas se establezca un efecto distinto para el caso de contravención; y en este caso, el art. 3 de la LRU es absolutamente nítido a la hora de establecer cuál ha de ser”.

Nulidad por falta de transparencia del tipo de interés de la tarjeta revolving: el plazo de cinco años sólo puede empezar a correr desde que se declara la nulidad de la cláusula abusiva

Como hemos visto, la nulidad de la tarjeta revolving también se puede plantear por falta de transparencia y abusividad del interés remuneratorio. En este caso, la jurisprudencia sí señala que, aunque la declaración de nulidad de una cláusula abusiva sea imprescriptible, sí prescribe la acción restitutoria (esto es, la devolución de cantidades) que deriva de esa nulidad y lo hace en el plazo de 5 años tras la indicada reforma del Código Civil.

Sin embargo, el quid de la cuestión está en determinar cuándo empieza a correr ese plazo de cinco años: si desde la celebración del contrato de tarjeta revolving o desde la fecha de cada pago de intereses por el cliente, como pretenden los bancos, o desde la declaración de nulidad de la cláusula abusiva.

Afortunadamente para los afectados por este tipo de tarjetas revolving, la mayoría de la jurisprudencia se decanta por esta segunda opción, que consideran más beneficiosa para los consumidores, pues entienden que ese plazo no puede empezar a correr ni desde la celebración del contrato ni desde el pago de cada cuota pues es muy posible que el consumidor ignorase en ese momento que el interés de su tarjeta era abusivo o su derecho a reclamar por ello.

Esta es la postura, por ejemplo, de la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 9 de octubre de 2023: “Las fechas que defiende la entidad apelante pueden ser contrarias al principio de efectividad, por ser dudoso que un consumidor medio, razonablemente atento y perspicaz pueda ser conocedor de la jurisprudencia del Tribunal Supremo o del TJUE en la materia o que, al abonar intereses del crédito sea consciente de que los mismos son usurarios o que el contrato de tarjeta no reúne las condiciones de transparencia exigidas. Por tanto, tendríamos que fijar como momento de inicio del cómputo, lo que supone la desestimación de la excepción de prescripción, el de la sentencia que determina la nulidad del contrato de tarjeta de crédito, criterio que hemos seguido en otras ocasiones en esta Sección y que comparten numerosas resoluciones de las Audiencias Provinciales”.

 

Si eres uno de los afectados por este tipo de tarjetas y todavía no has reclamado, es muy importante que contactes con un abogado especialista en reclamación de tarjetas revolving para que valore si puedes reclamar su nulidad por usura o examine tu contrato para ver si sería viable una reclamación por falta de transparencia.

Si estás “atrapado” con una de estas tarjetas tan perjudiciales y no sabes cómo salir de esa espiral de deuda, te aconsejamos que contactes con nosotras. Llámanos o escríbenos para que te ayudemos a la reclamación de las tarjetas revolving a la entidad de todas las cantidades que has pagado de más por los intereses usurarios y abusivos.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Your email address will not be published.